Jamón Asado

Un plato de gran sabor y que se puede guardar varios dias si es muy grande y servirlo frio en lonchas o bien calentandolo y con su salsa, siempre conservará el aroma y sabor casero.

Ingredientes

1 Jamón de cerdo fresco
1 botella de vino blanco
3 cebollas
manteca de cerdo fresca,
ajo, pimienta negra,
pimentón, clavos,
romero y laurel

Preparación

El día antes se adoba el jamón con una pasta hecha con ajo, sal, pimienta negra, manteca y una pizca de pimentón, una vez untada toda la superficie , se practican unos cortes paralelos en la zona que tiene piel y a continuación otros transversales , que quede con rombos
a continuación se incrustan unos clavos en las partes abiertas y poner a macerar durante toda la noche en una olla con el vino blanco poniendo dentro unas ramas de romero y un par de hojas de laurel.

Al día siguiente se pone esta olla al fuego y bien tapada se lleva a ebullición, cuando rompe a hervir se baja el fuego y se deja cocer así durante una hora.

Mientras en la bandeja del horno pondremos las cebollas cortadas en rodajas, se rocía con un poco de aceite y se coloca encima el jamón con la parte de la piel hacía arriba, se rocía con un poco de la salsa de cocción y se mete al horno a 180ºC; durante unas tres horas. Durante este tiempo se debe regar de vez en cuando el jamón con el caldo de cocción del que habremos sacado las especias, o mejor aun habremos colado.
Este jamón debe reposar durante un par de horas antes de ser trinchado para que los jugos internos se repartan y resulte más sabroso.
Mientras reposa, pasamos por el chino la cebolla que se asó con el jamón estrujándola pero sin triturarla, de esta forma obtendremos una salsa con aspecto de jugo de carne.
Servir partido y con la salsa aparte y un puré de manzanas como guarnición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.